TENER UN TUTÍN ES TENER UN NUEVO FONDO DE ARMARIO

Al ser de algodón no añade excesivo calor al cuerpo, sino que ayuda a mantener el calor corporal natural, y se convierte en un básico para todo el año.

¡Lo puedes utilizar en cualquier época del año!
Las épocas perfectas son primavera y otoño. Pero incluso en pleno invierno, depende dónde estés, hay muchos días que las temperaturas no son para ir
forrado con lana o prendas de mucho abrigo…
en cambio el tutín frena ese fresquito incómodo y te resguarda 😉
¡¡Incluso en pleno verano!! Noches frescas, días de tormenta, paseos por la noche… y el aire acondicionado!! :S